Dominatrix

Una dominatrix toma el liderazgo en una relación sensual o sexual, y su pareja (el sumiso) acepta cumplir todos sus deseos u órdenes. Sé una dominatrix al tomar el control sexual, respetando los límites de tu pareja y probando cosas nuevas. Siempre debes tener en cuenta la seguridad y hablar sobre todos tus deseos y los de tu pareja antes de participar en un juego de BDSM.

El consentimiento debe brindarse con libertad. Si una persona está intoxicada o inconsciente, ella no podrá dar su consentimiento. Lo mejor es consultarlo de vez en cuando para cerciorarte. Evidentemente, en el caso del BDSM, puede ser más complicado garantizar el consentimiento, por lo cual es esencial establecer límites con anticipación.

Conversa con tu dominatrix sobre lo que esté fuera de los límites y lo que podría estarlo, lo que dependerá de diversos factores como el dolor, la presión y la incomodidad psicológica. Si empleas una lista de lo que desean, lo que harán y lo que no, esto puede ser de utilidad para determinar la forma en la que los deseos de tu pareja sumisa y tú coincidan. Básicamente, esta lista enumera lo que deseas, lo que harás si te lo piden y lo que no harás.

Si creas un “contrato”, esta puede ser una manera divertida de enumerar sus deseos, lo que harán y lo que no. Este no contará con validez legal, pero puede iniciar una escena con el sumiso y establecer los límites dentro de la propia fantasía

Es importante prestarle atención al lenguaje corporal de tu ama o dominatrix. En el BDSM, suele ser común asumir el papel de la “víctima”, pero por lo general puedes identificar la diferencia entre un acto de BDSM y la anulación del consentimiento, en particular si la persona está amordazada. Mírala a los ojos, observa si su cuerpo se pone rígido o si se aparta. Esto es un signo de que podría no estar disfrutando el juego. Si alguno de estos elementos formará parte de su juego, tendrás que establecerlo con anticipación.

Puedes garantizar el consentimiento durante el juego si escoges una palabra y un gesto seguros, así como una palabra y un gesto de precaución. La palabra o gesto de precaución indicará que la persona no está segura o que algo podría andar mal, mientras que la palabra segura indicará una anulación total del consentimiento. Aquí te recomendamos algunos consejos para las palabras seguras y las de precaución.

Entre los ejemplos de palabras seguras y de precaución tenemos a “alto” y “despacio”, o “negro” y “amarillo”.

El gesto dependerá de diversos aspectos, como las partes del cuerpo que pueda mover, si puedes ver su rostro, etc. Por otra parte, entre los gestos de seguridad y precaución sencillos tenemos a los parpadeos y a asentir con la cabeza, o sacudirla.

En ocasiones, las cuerdas forman nudos o se mueven a áreas más peligrosas durante el juego. Esta es la razón por la que es vital contar con tijeras de seguridad a la mano si van a usar cuerdas. Incluso si no llegas a usarlas, estas ayudarán a tu pareja a relajarse y vivir el momento, en lugar de preocuparse por una posible asfixia

Al igual que en cualquier otro ejercicio agotador, es esencial que te mantengas hidratado. Esto es importante en particular si el sumiso o tú usan prendas o accesorios pesados (como el cuero). El agua también puede formar parte de su juego, ya que podrás provocar a tu pareja con el agua antes de ceder el control de la misma.

Si tomas una clase, esta será una manera grandiosa de conocer todos los aspectos complejos de ser una dominatrix. Muchos de los juguetes de BDSM pueden provocar daños reales; por ello, si tomas una clase sobre la seguridad con las cuerdas o de cómo ser una dominatrix, esto puede ser de utilidad para establecer prácticas seguras cuando jueguen. Averigua si la tienda de artículos sexuales de tu localidad brinda un curso. Tan solo cerciórate de que tenga un positivismo sexual y haga énfasis en la seguridad y el consentimiento.

Siempre al contratar un servicio de dominatrix aségurate que la persona anunciada cumpla los requisitos para este tipo de servicio de sexo especial. En Guiasex se detalla cuando una escort profesional lo realiza, siempre habla antes con ella y quita todas tus dudas.

Ver todos los servicios